Depósito a la vista

Un depósito a la vista es el efectivo que se deja en una cuenta bancaria que el depositante puede retirar en cualquier momento, sin previo aviso al banco. Los depósitos a la vista tienen las siguientes características:

  • Los fondos se pagan a la vista

  • Los fondos pueden generar intereses

  • Sin requisitos de elegibilidad

  • Sin límite en la cantidad de retiros o transferencias

  • Sin período de vencimiento

Los consumidores y las empresas colocan gran parte de sus fondos en depósitos a la vista para pagar sus gastos diarios continuos. Se considera que las cuentas corrientes y algunas cuentas de ahorro tienen características de depósito a la vista.

Los depósitos a la vista forman parte de la clasificación M1 de la oferta monetaria nacional y comprenden una gran proporción de la oferta monetaria total. Gran parte de las reservas que los bancos pueden mantener están asociadas a los depósitos a la vista de sus clientes.

Artículos Relacionados